top of page

Asesoramiento integral en Comercio Internacional & Aduana. 
#criptocomex

COMEX BLOW
Comex blow_edited.png

El desafío del Nuevo gobierno con el Comercio Exterior.

Después de los resultados del domingo, aquellos que sufrimos el comercio exterior nos preguntamos qué sucederá con las importaciones, las deudas empresariales y el intercambio en general. Los importadores y exportadores están expectantes, pero en este momento nadie tiene certezas: ¿se irán las SIRA el 10 de diciembre? ¿Se levantará el cepo? ¿Qué sucederá con las deudas hasta ahora? ¿Y las cuentas remuneradas para PYMES? ¿Habrá medidas del BCRA antes del cambio de gobierno? ¿Cómo afectará todo esto a las exportaciones y a nuestras relaciones comerciales?


A muchas de estas preguntas aún no tenemos respuestas, pero algunas ideas se desprendieron durante la campaña, dándonos pistas sobre el futuro del comercio exterior.


¿Qué sucederá con la SIRA?

La Libertad Avanza (LLA) predica por liberar el comercio exterior, eliminando trabas como las SIRA, SIRASE, disposiciones del BCRA y la Comisión Nacional de Valores. Sin embargo, debido a la difícil situación de las reservas del BCRA, la liberación del comercio puede demorar, inicialmente indicaron que en primer lugar, deben atender las Leliqs, a menos que llegue una inyección significativa de dólares.


Diana Mondino, mencionada fuertemente para Cancillería, sugiere desarticular gradualmente las barreras al comercio, proponiendo incluso la incorporación de la Secretaría de Comercio al Ministerio de Relaciones Exteriores para potenciar el comercio exterior.



Quizás lo que si se vea desde el 10 de diciembre es una forma de trabajo más lógica en la aprobación, y la autorización en el pago. Que desaparezcan las arbitrariedades y vuelva la previsibilidad sobre cómo y cuándo uno podría avanzar con las operaciones, a medida que el mercado se vaya regularizando. Que las reglas no cambien todas las semanas, ni que la palanca de los pagos de una empresa no suba o baje en función de cuestiones que nada tiene que con el comercio.


¿y el CEPO?

Las reservas de dinero en el país están muy bajas, solo USD 21.000 millones, y las reservas netas son negativas en USD 11.000 millones. Esto hace difícil levantar las restricciones financieras el 10 de diciembre de manera inmediata, como se hizo en 2015 al cambiar el gobierno.


Otra incertidumbre es el tipo de cambio. Actualmente, hay varias cotizaciones en el país. Es más probable que se unifiquen en lugar de mantenerse separadas, especialmente considerando el proyecto de dolarización y la necesidad de equilibrar la cotización oficial.


El presidente electo ha indicado que no levantarán las restricciones hasta resolver el problema de las LELIQs, ya que corregir los desequilibrios es crucial para evitar impactos graves. No ha especificado cuándo ni a qué tasa ocurrirá, posiblemente debido a la responsabilidad de sus declaraciones y la necesidad de revisar la situación real en el Banco Central.


Hay discusiones sobre la transición, con el ministro de Economía actual posiblemente retirándose y la transición quedando en manos de la Secretaría de Hacienda y el presidente del Banco Central. Se cuestiona si el gobierno actual participará en este proceso, ajustando el tipo de cambio oficial a un valor más cercano a los $500 que los exportadores recibían hasta el viernes pasado.


Se informa que el Banco Central ha tenido contactos con el equipo técnico de LLA para definir la política cambiaria, incluyendo la posibilidad de realizar ajustes discretos en el tipo de cambio. Se confirma que el Banco Central no se cerrará, pero se terminará con la emisión de dinero.


El presidente electo planea reunirse con el Fondo Monetario para renegociar un acuerdo que está prácticamente caído debido a la falta de cumplimiento en las metas. La revisión del acuerdo está pendiente ya que el Fondo Monetario no interviene en procesos políticos del país.


Las deudas por importaciones y la delicada situacion de las Pyme.

En ese escenario, la situación de las PYMES hoy se vuelve cada vez más delicada. ¿Cómo continuar trabajando de esta manera? ¿Qué proveedor nos seguirá entregando mercadería si no pagamos la deuda? En el contexto de una continuidad del cepo por un corto o largo plazo, nadie responde estas preguntas. Se habla del cepo cómo si solo afectará a la compra de divisa extranjera para el atesoramiento, pero se olvidan de que hay empresas que hoy necesitan acceder al Mercado Único y Libre de Cambios (MuLC), para cumplir con sus compromisos.

Si hay un desdoblamiento: ¿Qué tratamiento se les dará a las deudas hasta el momento asumidas?


Recordemos que hoy la deuda con los importadores suma más de USD 54.000 millones, de los cuales se estima USD 43.000 millones están asociados con bienes, y USD 11.000 millones a operaciones de servicios. Mientras que, en el último tiempo, se aceleraban los tiempos de aprobaciones de las SIRA, los pagos no salían o salían en cuenta gota.


En las últimas semanas, el BCRA había habilitado unas Cuentas Remuneradas especiales para importadores atadas al dólar oficial, y su evolución. Estas estaban destinadas a brindar una herramienta de cobertura para las PYMES, aunque por cómo estaban planteadas dejaban mucho lugar a las dudas y a discrepancia en criterios por parte de las entidades financieras. Inclusive a finales de la semana pasada se había conocido el pedido del Centro de Despachantes, y de varias asociaciones vinculadas con el comercio exterior, habían pedido al BCRA que hiciera extensivas estas cuentas a las operaciones que tenían SIRA en estado SALIDA al 26 de octubre y las importaciones de servicios vinculadas a los fletes internacionales.


La pregunta que se hacen algunos importadores hoy es: ¿Qué va a pasar con esas cuentas? Si se necesita hacer un ajuste del tipo de cambio, más que necesario, ¿el Estado se hará cargo del gap? Imaginemos un salto del 50% o más en las próximas semanas, ¿será el Estado quien asumirá esa diferencia? La medida que busco llevar tranquilidad a los importadores cuándo nadie podía pagar, y la desesperación reinaba, para que no se volcarán a los mercados financieros o libre, como tampoco ajustarán los precios confiando en que el salto en el tipo de cambio no los afectaría hoy, se volvió nuevamente en una fuente de preocupación.


y para las exportaciones, ¿Que podemos esperar?

La semana pasada, el Ministerio de Economía confirmó que no extenderá el Programa Incremento Exportador, que permitía a los exportadores vender un 70% al tipo de cambio oficial y el 30% en el mercado financiero.


La propuesta de LLA se centra en quitar retenciones, liberar restricciones cambiarias, eliminar el impuesto a los ingresos brutos y mejorar la infraestructura, especialmente para el complejo agroexportador.


En cuanto a las relaciones bilaterales, Diana Mondino aseguró que no se cortarán vínculos unilateralmente. Se busca mejorar las relaciones diplomáticas para generar nuevos mercados y no imponer trabas al comercio internacional, adicionalmente, descarta el corte de relaciones comerciales con China y sugiere que si se gestionan por profesionales, podríamos avanzar en acuerdos como el de la Unión Europea - MERCOSUR, solicitado por Uruguay y Paraguay. Además, se plantea explorar mercados no tradicionales, como India.


En relación al MERCOSUR, se propone reformular el Arancel Externo Común, considerando cambios en la estructura productiva de los miembros. Aunque se destaca la importancia de la unión aduanera, se reconoce que está estancada, con Argentina como una de las responsables de la falta de avance.


La estabilización de variables macroeconómicas es urgente para el crecimiento de las exportaciones argentinas, dado los constantes aumentos de costos locales, la falta de seguridad jurídica, estabilidad económica, previsibilidad, un tipo de cambio competitivo y la infraestructura necesaria.


Según datos del INDEC, en octubre las exportaciones cayeron un 32,4%, y el intercambio comercial alcanzó un valor negativo de USD 7.396 millones, el más bajo en los últimos diez años.


En el cortó plazo.

La semana pasada, miembros de la Unión Industrial Argentina (UIA) sostuvieron una reunión con funcionarios de la Secretaría de Comercio debido a una situación sumamente complicada. Existe la posibilidad de que las empresas locales detengan su producción en diciembre si la postura actual persiste. Desde el gobierno, enfatizan que no podrán autorizar pagos hasta que ingresen dólares, y se priorizará a sectores específicos. Ahora surge la incógnita: ¿qué sucederá a continuación? ¿Qué acuerdos se alcanzarán con el nuevo gobierno? ¿Cómo se resolverá esta situación? https://www.infobae.com/economia/2023/10/31/comenzo-la-reunion-de-massa-con-la-uia-para-hablar-del-plan-economico-y-las-trabas-a-las-importaciones/


La herencia que se deja: los graves problemas que azotan la economía.

El nuevo gobierno enfrenta desafíos significativos, desde precios controlados hasta deudas en pesos y dólares. La incertidumbre es abundante, pero se espera que en los próximos días lleguen certezas y precisiones. Aunque el camino por delante no es fácil, tener certezas es mejor que vivir en la completa oscuridad.


55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page